La era de los 'perrhijos': el modelo de familia multiespecie en un país con más perros que niños

Miércoles, 18 de Mayo de 2022
HosteleriaSalamanca.es

En España hay más de nueve millones de canes frente a los menos de siete millones de menores de 15 años. Su integración en las familias aumenta: hay custodias compartidas, aparecen en testamentos y se les despide en velatorios.

Una pareja celebra el cumpleaños de su perro. GETTY IMAGES

"No sé lo que es salir corriendo al pediatra, pero sí sé lo que es salir corriendo al veterinario rogando que todo salga bien. No sé lo que es llevar a un hijo al colegio, pero sí sé lo que es sacarlos a pasear y verlos felices. No sé qué es que te digan mamá, pero sí sé qué significan esos ladridos y esos saltos de emoción cada vez que llego a casa. No importa que tengan cuatro patitas, son mis hijos y daría cualquier cosa por ellos". Raquel se expresa así, en una publicación de Instagram que acompaña del hastagh #mamaperruna. Sabe que sus palabras "ofenden" a algunas personas, pero a ella no le importa lo que piensen los demás. Tiene claro que "madre e hijo no son siempre de la misma especie". 

"Hay gente que no entiende ese vínculo que hay entre un perro y una persona, y que se queja cuando los comparas con los niños. Para mí es un sentimiento tan grande y tan fuerte que me resulta imposible explicarlo. Verlos felices a ellos es mi felicidad", cuenta esta mujer de 40 años en una conversación con RTVE.es. 

Keyra y Enzo son, para ella, lo que muchos denominan cariñosamente como "perrhijos", un concepto ligado a un nuevo modelo de familia multiespecie cada vez más asentado en España, país en el que ya hay más perros que niños: son más de 9,3 millones de canes, según datos de ANFAAC, y algo menos de 6,7 millones los niños menores de 15 años, según el padrón de 2021. En la capital, el número de canes ya triplica el de menores de tres años, según el censo de animales del Ayuntamiento de Madrid y el INE.

"Lo que ese dato nos dice primero es la dificultad que existe en España para tener niños. Somos uno de los países del mundo —ya no digo de Europa, que también— sino que somos uno de los principales países del mundo en los que se tienen menos niños (...) pero detrás de ese dato también está un cambio social muy profundo", avanza el sociólogo Luis Ayuso, catedrático de Sociología de la Universidad de Málaga.

No poder o no querer tener hijos, pero sí perros

Antes de entrar en los detalles de la "transformación", el investigador explica cuál es el contexto demográfico. "La Encuesta de Fecundidad nos dice que de 18 a 29 años no se tienen hijos porque se considera que somos muy jóvenes para tenerlos; de 30 a 34 no tenemos hijos porque no tenemos un nivel económico para poder tenerlos; de 35 a 39 no se tienen porque no se encuentra la pareja con la que tenerlos, y de 40 en adelante no se tienen hijos porque no podemos tenerlos. Queremos, pero a esa edad ya no podemos".

El índice de hijos que se tienen en España, subraya, es "bajísimo", y se debe a una multiplicidad de factores más amplia de la que menciona en su resumen. Lo que ocurre es que, mientras los nacimientos siguen en caída libre, más personas optan por conformar una familia interespecie, integrando al can como un miembro más. Entre ellas, esas que no pueden o no quieren tener hijos.

Alejandro (40 años) no tiene hijos porque no se han dado las circunstancias para planteárselo. Actualmente está soltero y convive con sus dos perros, a los que, admite, trata como si fueran hijos, pero sin olvidarse de que son animales. "No son sustitutos de hijos como tal pero es lo más parecido (a la paternidad) que he sentido hasta ahora, a nivel de sentimientos, por cómo ellos te devuelven ese cariño que a lo mejor se recibe de un hijo. Como no tengo niños, no puedo comparar, y entiendo que sí son mis 'perrhijos', dice.

En el caso de Esther, fueron las dificultades para conciliar y la precariedad laboral lo que motivó la decisión de no tener descendencia: "Me han criticado mil veces que tenga perros y no tenga niños, y siempre digo lo mismo: tal y como está la vida, yo he tenido que trabajar a veces 12 horas, de lunes a domingos, y coger todo lo que pille. ¿Qué hago con un bebé? (...) Llevamos todos una vida tan rápida, de tener que trabajar muchas horas para sobrevivir, que no tenemos tiempo para tener hijos. Y a mí eso de tenerlos para que los críe otro siempre me ha parecido muy egoísta", cuenta Esther (49 años), que trabaja como dependienta en una tienda y que "comparte piso" con tres perros adoptados: Andrés, Sora y Horus.

Fuente: RTVE


Comentarios

No hay comentarios


Nuevo comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a esta sencilla pregunta para comprobar que no eres un robot.

¿Qué resulta de sumar 3 y 0 ?
  Acepto las normas de participación.
  Acepto la política de privacidad.
  Acepto las condiciones generales de uso.
 

Información básica sobre protección de datos
Responsable: COMUNICACIONES INTERLINK, S.L.
Datos de contacto DPO: info@internacionalweb.com
Finalidad: Realizar una correcta gestión del servicio solicitado, así como informarte de mejoras o novedades en nuestros productos y servicios.
Base jurídica en la que se basa el tratamiento: consentimiento del interesado al suscribirse..
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o salvo a empresas proveedoras nacionales y encargados de tratamiento.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
Información adicional: puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en: https://www.hosteleriasalamanca.es/adaptacion-rgpd.php.

 

Compártelo