La vacunación contra la gripe comenzará el 26 de octubre en Castilla y León

Miércoles, 20 de Octubre de 2021
HosteleriaSalamanca.es

La Junta de Castilla y León prevé iniciar el próximo martes, 26 de octubre, la campaña autonómica 2021 de vacunación frente a la gripe y el neumococo, comenzado por las personas institucionalizadas en residencias de mayores.

Completada la administración de la vacuna a las personas institucionalizadas en residencias de mayores, esta acción preventiva de salud pública proseguirá entre la población nacida a partir de 1951, inclusive, de manera que las demás personas de 70 años y mayores podrán acceder conjuntamente a la dosis antigripal y la tercera frente a la COVID-19.

De esta forma se facilitará de forma general a la horquilla poblacional por encima de los 69 años el acceso a ambos sueros de forma simultánea a medida que se vayan cumpliendo los seis meses desde la segunda dosis frente al SARS-CoV-2, tal y como se establece en la ficha técnica vacunal.

La coincidencia de ambas vacunas supone un gran esfuerzo organizativo y logístico (las vacunas frente a la COVID-19 de Pfizer-BioNTech, de uso mayoritario en España, han de conservarse a -70º y se distribuyen en viales multidosis que precisan ser descongelados previamente a su administración), por lo que es más necesario que nunca la colaboración ciudadana para mantenerse correctamente informado sobre cómo, dónde y cuándo acceder a la prestación vacunal.

Al igual que con las vacunaciones frente a la COVID-19 que se han venido produciendo en los últimos meses, las distintas circunstancias sociales, poblacionales, territoriales, etc., que diferencian a las áreas de salud de Castilla y León hacen necesario que el acceso a la vacunación conjunta se acomode a la mejor operatividad en cada ámbito, de lo que se informará oportunamente a los interesados replicando los canales y vías de información que se han venido usando durante la pandemia (web de Salud Castilla y León, teléfonos 900 222 000 y 012, cartelería, red asistencial y farmacéutica, redes sociales, etc.)

Cada área de salud organizará el acceso a la vacunación conjunta gripe/COVID-19 del grupo poblacional de 70 años y más, por lo que es fundamental el compromiso personal de cada uno de estos ciudadanos tanto con su salud individual como colectiva, manteniéndose pendientes e informados del momento y del modo que se establezca, para el acceso a ambas vacunas a través de los medios ya habilitados, anteriormente mencionados y conocidos por su uso en llamamientos durante los últimos meses.

En todo caso, para el buen discurrir y éxito sanitario de la iniciativa preventiva de salud pública que supone la vacunación y sus beneficios para la comunidad, es de gran transcendencia insistir y contribuir a la divulgación sociadel necesario carácter escalonado por edades y paulatino del acceso a las vacunas.  

Disponibilidad inicial de 768.000 vacunas frente a la gripe

La Junta de Castilla y León ha contratado el suministro de 768.000 dosis de distintos tipos vacunales antigripales, a emplear en el marco de la habitual campaña autonómica de vacunaciones sistemáticas frente a la gripe y el neumococo.

En el actual ejercicio y con carácter general, la vacunación de las personas que conforman los grupos que tienen recomendado inmunizarse frente a estas enfermedades respiratorias comenzará a medida que se complete el llamamiento a la administración conjunta de la vacuna antigripal y la tercera dosis frente a la COVID-19 en el grupo poblacional de 70 años y mayores de esa edad.

Precisamente la necesidad de adaptar la organización de la vacunación a las circunstancias de cada área de salud castellana y leonesa implica una variabilidad en cómo, cuándo y dónde se llevará a cabo la actividad vacunal, por lo que es necesario insistir en la actitud personal y comprometida de mantenerse informados al respecto.

La campaña 2021 mantiene la vacunación conjunta frente a la gripe y al neumococo, registrándose precisamente en este último ámbito una de sus novedades, ya que se prevé vacunar a usuarios institucionalizados en residencias de persona mayores, sin límite de edad, con la vacuna antineumocócica conjugada 13v, que otorga una protección reforzada frente a trece tipos de esta bacteria; para tal fin, la Consejería de Sanidad ha adquirido 40.000 unidades, presupuestadas en 1.648.608 euros.

Otra de las principales novedades es, en el caso de la prevención gripal, el uso de la vacuna inactivada tetravalente de alta carga antigénica, que pasa a ser de uso en toda la población institucionalizada en residencias de personas mayores.

Sanidad mantiene este año como lema de la campaña ‘Una vacuna más, una gripe menos’, con la intención de reforzar el mensaje y el convencimiento social de que la vacunación antigripal no sólo es una vía de protección individual sino que se confirma año tras año como elemento fundamental para el cuidado de la salud colectiva.

La recomendación es, por tanto, clara: la vacunación te protege a ti, a los tuyos y nos protege a todos, compromiso y solidaridad que es aún más relevante en aquellos colectivos y profesionales que, por cuidados familiares o por su trabajo, están en contacto con los colectivos más vulnerables sanitariamente.

Por ello la recomendación es vacunarse tanto ellos como las personas que les atiendan y de su entorno, además de los mayores de 60 años, los profesionales sanitarios y socio sanitarios y otros colectivos esenciales para la comunidad, por ejemplo cualquier docente o personal de centros educativos de Castilla y León.

La vacunación frente a la gripe es voluntaria y gratuita para las personas que así lo tienen recomendado por ser mayores de 60 años, por su pertenencia a grupos de riesgo sanitario o social y formar parte de otros grupos de interés para la Comunidad; y también a las gestantes, en cualquier momento del embarazo y a mujeres hasta seis meses tras el parto, si no se han vacunado durante el embarazo.

Los grupos de riesgo sanitario que tienen recomendada la vacuna antigripal son las personas de 60 años y más; adultos y niños mayores de seis meses que padezcan enfermedades crónicas -pulmonares, cardíacas, renales, hepáticas, oncológicas, neuromusculares graves, diabéticos, hipertensos, inmunodeprimidos, hemofilia y trastornos hemorrágicos crónicos, receptores de hemoderivados y transfusiones múltiples, fístula de líquido cefalorraquídeo, enfermedad celíaca, enfermedad inflamatoria crónica, etc.-; personas con discapacidad y/o déficit cognitivo -síndrome de Down, demencias, etc.-; pacientes crónicos de cualquier edad institucionalizados; niños y adolescentes, de entre seis meses y dieciocho años, que reciban tratamientos prolongados con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar el síndrome de Reye tras la gripe; personas con obesidad mórbida -índice de masa corporal superior a 40-; y niños entre los seis meses y los dos años de edad, con antecedentes de prematuridad menor de 32 semanas.

La vacunación se estima necesaria también para residentes de cualquier edad en instituciones -geriátricos y de asistencia a enfermos crónicos, disminuidos psíquicos, etc.-; trabajadores de centros sanitarios; personas que puedan transmitir la gripe a pacientes de riesgo: trabajadores de centros asistenciales de mayores, trabajadores sociales de similar dedicación -atención a crónicos-; cuidadores y convivientes con personas de riesgo; estudiantes en prácticas en centros sanitarios; servicios esenciales para la Comunidad: bomberos, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, Protección Civil, etc.); trabajadores de granjas y mataderos de aves y otros relacionados con el medio ambiente; y personal de centros educativos de Castilla y León en cualquier nivel de enseñanza.

La vacunación antigripal es primordial para los enfermos crónicos, por cuanto les protege de los posibles agravamientos y complicaciones que, en sus patologías de base, pueda causar la gripe, por lo que es fundamental que se inmunicen ante la enfermedad.

Es realmente importante insistir en la transcendencia de la vacunación de los profesionales sanitarios y socio sanitarios, no sólo como medio para su autoprotección y la de su entorno más cercano, sino también como compromiso social y medida preventiva para evitar la transmisión del virus a los pacientes a los que atienden y a los que la enfermedad podría agravar sus patologías previas.

Escalonada, con cita previa, habilitación de la auto cita y dosis disponibles

La recomendación, a la hora de acceder a la vacuna frente a la gripe, es, como en años anteriores, hacerlo de forma escalonada y siempre de forma programada.

No obstante, como ya se ha mencionado, cada área de salud establecerá sus mecanismos de programación vacunal, información y administración (centros de salud y consultorios locales, puntos de vacunación intermedios, centros de vacunación, domiciliaria cuando sea preciso, etc.), que podrán ser consultados a través de web de Salud Castilla y León; atención telefónica; cartelería; red asistencial de Sacyl y farmacéutica, redes sociales, etc.

A la ya habitual cita previa, disponible presencialmente y por vía telefónica llamando al centro de salud correspondiente y también a través de la app ‘Sacyl Conecta’ y en la página web de Salud Castilla y León, este año se suma la posibilidad de concertar la auto cita para vacunarse: la auto cita permitirá usar los huecos de agenda disponibles usando para ello también la ‘Sacyl Conecta’ y el portal sanitario de la Junta de Castilla y León.

Con el fin de incentivar la vacunación y la captación activa de aquellas personas a las que la gripe podría ser más lesiva, los profesionales de Atención Primaria tendrán un recordatorio, vía historia clínica, referido al consejo de vacunar a los pacientes que así lo tengan indicado; asimismo, para aumentar la captación de pacientes susceptibles de ser vacunados frente a la gripe, la propia receta electrónica incluye la indicación de vacuna antigripal.

En este ámbito de la dispensación farmacéutica, la Consejería de Sanidad cuenta con la colaboración del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos de Castilla y León y de sus profesionales, quienes en las oficinas de Farmacia prestarán información individualizada sobre la conveniencia de vacunarse.

En el caso de centros de atención a personas mayores y de asistidos serán los profesionales de Atención Primaria, en colaboración con el personal de esas instituciones, los que se encarguen directamente de la vacunación; asimismo, los pacientes hospitalizados podrán recibir durante su estancia en el hospital la vacuna frente a la gripe, en función de su situación clínica.

Para hacer frente a las necesidades de la vacunación antigripal de este año, la Junta de Castilla y León ha adquirido, en el contexto del Acuerdo Marco culminado a principios de este mes de octubre por el Ministerio de Sanidad para las CC.AA. adheridas al mismo, 767.500 vacunas y presupuestadas en 6.053.164 euros.

Las unidades adquiridas por el Gobierno autonómico son 148.000 dosis más que en 2020 (620.000 entonces, por 3.124.160 euros), ya que en esta ocasión no se dispone de la compra extraordinaria aportada el año pasado por el Ministerio de Sanidad.

Las vacunas disponibles en 2021 corresponden a cuatro tipos vacunales:

  • 300.000 dosis de vacuna inactivada tetravalente, destinadas para la población general de entre 60 y 64 años y a personas de entre seis y 59 años incluidas en grupos de riesgo sanitario, presupuestadas en 2.964.000 euros;
  • 427.500 dosis de vacuna inactivada trivalente adyuvada, para población general mayor de 65 años y más no institucionalizada (2.045.160 euros);
  • 40.000 dosis de la vacuna inactivada tetravalente con alta carga antigénica, destinada a población mayor de 60 años institucionalizada en residencias de personas mayores (1.040.000 euros);
  • y 500 dosis de vacuna inactivada tetravalente, para personas alérgicas a antibióticos (4.004 euros).

En cuanto a la distribución por provincias de las vacunas frente a la gripe a lo largo de la campaña, ésta queda de la siguiente forma: Ávila, 54.525 dosis; Burgos, 100.890; León, 131.805; Palencia, 51.745; Salamanca, 98.517; Segovia, 60.030; Soria, 36.820; Valladolid, 143.260; y Zamora, 65.683 (otras 24.725 se mantienen en estocaje autonómico).

Casi 800.000 vacunados en 2020

Las vacunaciones en general -y frente al virus gripal, más concretamente- son una de las medidas preventivas de salud pública más eficaces frente a enfermedades transmisibles, reduciendo su mortalidad y morbilidad.

Durante la anterior campaña antigripal, la de 2020, 799.818 castellanos y leoneses accedieron a la vacuna frente a la gripe, el 33,40 % de la población.

Este dato autonómico, desglosado por grupos de edad, presenta las siguientes cifras: en población de entre 60 y 64 años inclusive, 81.027 personas -el 46,58 %-; entre 65 y 69 años, 96.533 vacunados -el 66,74 %-; entre 70 y 74 años inclusive, 99.110 -el 74,67 %-; y en personas de 75 años y mayores, 264.139 -un 78,53 %-.

En cuanto a residentes en centros de personas mayores, el número de vacunados el año pasado fue de 31.542 o, lo que es lo mismo, el 97,07 % de los institucionalizados; por su parte, 7.686 mujeres embarazadas se vacunaron, situando la cobertura vacunal en este grupo en 77,56 %.

El balance provisional de la campaña de 2020 en el conjunto nacional sitúa a Castilla y León entre las CC.AA. con ratios más altos en los distintos grupos poblacionales, con especial mención a la horquilla etaria de personas de 75 años y más (78,53 %), en la que comparte primer puesto con Castilla-La Mancha, aunque con un número absoluto mucho más elevado en nuestra Comunidad.

Los profesionales sanitariode la Gerencia Regional de Salud, en Atención Primaria, que se vacunaron fueron 4.650 -un 57,39 %-, mientras que, por su parte, en el ámbito de la Especializada de Sacyl, el número que se ha alcanzado en la campaña anterior es de 18.149 -el 56,26 %-; por su parte, 245 trabajadores asistenciales de la Gerencia de Emergencias Sanitarias recibieron la vacuna, lo que supone un 77,29 %.

En total, 23.044 profesionales inmunizados o, lo que es lo mismo, el 56,65 % de la plantilla pública sanitaria de la Comunidad, más de dieciocho puntos porcentuales por encima de 2020.

En el ámbito socio sanitario, 9.025 trabajadores de centros de atención a personas mayores se vacunaron, lo que supone el 53,44 % y por último, los servicios de prevención de riesgos laborales y mutuas de la Comunidad facilitaron el acceso a la inmunización frente a la gripe a 29.468 trabajadores.


Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios


Nuevo comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a esta sencilla pregunta para comprobar que no eres un robot.

¿Qué resulta de sumar 9 y 9 ?
  Acepto las normas de participación.
  Acepto la política de privacidad.
  Acepto las condiciones generales de uso.
 

Información básica sobre protección de datos
Responsable: COMUNICACIONES INTERLINK, S.L.
Datos de contacto DPO: info@internacionalweb.com
Finalidad: Realizar una correcta gestión del servicio solicitado, así como informarte de mejoras o novedades en nuestros productos y servicios.
Base jurídica en la que se basa el tratamiento: consentimiento del interesado al suscribirse..
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o salvo a empresas proveedoras nacionales y encargados de tratamiento.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
Información adicional: puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en: https://www.hosteleriasalamanca.es/adaptacion-rgpd.php.

 

Compártelo