Verduras a porrón

Martes, 17 de Enero de 2023
HosteleriaSalamanca.es

En enero abrazo con gusto la comida básica elaborada en casa, sin grandes complicaciones y sobre todo basada en vegetales y proteínas magras (pescados, pollo…). Una simple tortilla francesa, una sopita de fideos o un yogur natural son para mí estos días auténticos placeres que degusto con entusiasmo en el calor de mi hogar. Os cuento mis recetas de verduras predilectas para esta época.

Como cada año por estas fechas, lo que toca es hablar de comer menos, de abandonar las grasas saturadas, de reducir los azúcares refinados y en definitiva de recuperar la rutina habitual de comidas. Después de tantos excesos, el cuerpo nos pide movimiento y alimentación saludable. Estos días más que nunca las fruterías y verdulerías viven su momento álgido, pues los consumidores hemos recuperado el gusto por “lo verde”. Las recetas veganas, fit o simplemente ligeras causan furor en la red, donde por un tiempo alimentos irresistibles como el chocolate o el foie son placeres “tabú”.

Para ayudaros con el propósito saludable os recojo a continuación mi selección personal de recetas con verduras, son mis favoritas, las que preparo en casa a diario para cenas pero que también sirvo como aperitivo si tengo algún invitado el finde ¡y no veáis como gustan!.

La madre de todas las sopas y cremas: un buen caldo casero. Para mí lo ideal sería preparar todas las semanas una olla con 5 litros de caldo casero para utilizarlo en todo tipo de preparaciones (arroces, cremas, sopas...) aunque por falta de tiempo no siempre cumplo ese objetivo. Por suerte suelo disponer del que amorosamente me regala mi madre en formato taper. Ambas lo preparamos con varias verduras (cebolla, calabacín, zanahoria, patata, puerro y medio tomate o en su defecto un tomate seco), pimienta negra y pechuga de pollo, ternera limpia de grasa o una punta curadita de jamón.

Sopa de cebolla: Muy habitual en mis cenas, pues en 15-20 minutos tengo una sopa reconfortante y nutritiva. Primero rehogo las cebolletas cortadas muy finas –siempre las utilizo en vez de la cebolla habitual pues me sientan mejor- a fuego medio con mantequilla y aceite hasta que estén transparentes, añado una cucharada de harina, la doro, después un chorro de brandy y otro de vino blanco seco y no paro de remover mientras reduce el alcohol. Añado el caldo -si no tengo casero recurro a uno de calidad de brick, también vale- y pimienta negra en grano y dejo hervir las cebollas por lo menos 8 minutos, durante los cuales aprovecho para gratinar tostas de pan con queso Gouda o Emmental en el grill de horno. Emplato, en el fondo del cuenco pongo un poquito más de queso y corono con las tostas. Es sutil y deliciosa.

Sopa de picadillo: es una receta tradicional andaluza que incluye, además de un caldo casero, taquitos de jamón y de pollo, huevo cocido y picatostes ¡casi una comida completa!. Me encanta para cenar, con una generosa ración de esta sopa y un yogur con miel me voy feliz a la cama.

Pasta e piselli, esta sopa es frecuente en Italia y se elabora con guisantes –congelados, no en conserva-, jamón cocido y algún tipo de pasta. La aderezo con queso Parmesano, hojas de albahaca fresca y una cucharadita de pesto –siempre lo tengo congelado- ¡me encanta!.

Crema de calabaza y curryla preparo con zanahoria y puerros bien rehogaditos con el curry indio, esta mezcla de especias le aporta un toque exótico y ahumado que la hace diferente. No es apta para peques pues su paladar inexperto capta en proporciones desmesuradas el ligero toque picante del curry.

 
Crema Dubarry: os aseguro que esta crema gusta a todo el mundo aunque odie la col con la que está elaborada: la coliflor, y es que su sabor no se aprecia nada. Se prepara con puerros, cebolletas, caldo casero y leche evaporada y es importante triturarla bien para que quede esa textura cremosa tan característica, que junto a su color nacarado, la convierte en un bocado fino y agradable. 

Mundo Brócoli: Lo confieso: el brócoli me vuelve loca, me gusta de cualquier forma excepto crudo: Al vapor, salteado, frito, en tempura, en tortilla, en crema… Me chifla gratinado con cualquier queso que tenga en la nevera y un toque de vino blanco –¡como si fuera una fondue!- y todas las semanas como por lo menos un par de veces brócoli cocido con pasta y aliñado con aove, sal y toneladas de Parmesano ¡es que está taaaan rico!.

¡Feliz y saludable comienzo de año!

* Por cierto la foto que abre este artículo es de mi hija Romina, de sus primeras experiencias con alimentos enteros allá por finales del verano de 2017. Una de las verduras que más le gustaba aplastar, destrozar y finalmente comer era el brócoli ¡como a su mamá!. Hoy con casi seis años el brócoli ya no le entusiasma tanto, prefiere filetes, huevos y patatas fritas... ¡como su papá!.

Eva González Hernández
Directora de Hosteleriasalamanca.es
IG: 
@evagonzalezperiodistagastro
eva@hosteleriasalamanca.es
 



Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios


Nuevo comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a esta sencilla pregunta para comprobar que no eres un robot.

¿Qué resulta de sumar 1 y 9 ?
  Acepto las normas de participación.
  Acepto la política de privacidad.
  Acepto las condiciones generales de uso.
 

Información básica sobre protección de datos
Responsable: COMUNICACIONES INTERLINK, S.L.
Datos de contacto DPO: info@internacionalweb.com
Finalidad: Realizar una correcta gestión del servicio solicitado, así como informarte de mejoras o novedades en nuestros productos y servicios.
Base jurídica en la que se basa el tratamiento: consentimiento del interesado al suscribirse..
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o salvo a empresas proveedoras nacionales y encargados de tratamiento.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
Información adicional: puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en: https://www.hosteleriasalamanca.es/adaptacion-rgpd.php.

 

Compártelo