Ciclo de Panificación y Repostería, IES Francisco Salinas, Salamanca

Lunes, 16 de Junio de 2008

Fuente: Hosteleriasalamanca.es
Por Eva González


¿Se imaginan que en un temido examen final les piden preparar un sorbete de mandarina o una tarta sacher? Resulta tentadoramente divertido… Pues bien a hacer tartas, pasteles, hojaldres, panes y demás delicias se dedican en cuerpo y alma los estudiantes del ciclo de Panificación y repostería, del Instituto Francisco Salinas. Y es que viendo lo amenas y entretenidas que son estas clases me entran ganas de volver a ser estudiante, pero estudiante de panificación y repostería, claro.

José Ramón Martín se encuentra en el obrador del instituto impartiendo a sus alumnos las horas de clases prácticas. El aroma dulce que flota en el ambiente es irresistible y despierta el voraz apetito típico de la media mañana. Cada alumno se encuentra inmerso en una tarea, por lo que apenas me prestan atención cuando me acerco para sacar las instantáneas correspondientes.

Chocolates, frutas, crema pastelera, masas… se reparten por las distintas mesas y se utilizan como base para elaborar aparentes postres. El profe va supervisando el trabajo de cada uno, formulando pequeñas correcciones: “pasa la espátula con cuidado pero enérgicamente” “rellena un poco más el recipiente con mousse”… José Ramón está encantado con su trabajo y eso se nota, reconoce disfrutar mucho con este ciclo pues es “muy divertido y sobre todo creativo”.

 

Actualmente el ciclo de panificación y repostería cuenta con 1400 horas lectivas, que a partir del próximo año se transformarán en 2.000. Esta reforma ha eliminado asignaturas que resultaban menos “provechosas” para los alumnos, para incluir otras como “Postres de restaurante”, “Formación y orientación laboral” o “Especialidades saladas”. Ello se traduce en más horas de obrador que repercutirá positivamente en la preparación del alumno de cara a realizar sus correspondientes prácticas.

Las prácticas duran tres meses y es el momento en que el alumno realmente descubre la profesión a la que ha decidido dedicarse; integrándose en el día a día de una pastelería real. El Horno de Belinda, La Pastelería de Abilio, La Tahona Delicatessen y La Madrileña son algunos de los establecimientos que acogen cada año a alumnos en prácticas. Unas prácticas que en bastantes ocasiones acaban transformándose en un contrato laboral, momento en que el alumno abandona su etapa académica para convertirse en un trabajador cualificado, con un futuro profesional por delante.

Plazo de matrícula abierto hasta primeros del mes de julio
Acceso directo con 4º de la ESO superado o a través de prueba de aptitud.

Ciclo de grado medio de Panificación y Repostería
I.E.S. Francisco Salinas
C/ Julita Ramos s/n 37004 - Salamanca
Tel: 923 253 664

¡Déjanos tu opinión acerca de este reportaje en el espacio para comentarios!


Comentarios

No hay comentarios


Nuevo comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a esta sencilla pregunta para comprobar que no eres un robot.

¿Qué resulta de sumar 1 y 0 ?
  Acepto las normas de participación.
  Acepto la política de privacidad.
  Acepto las condiciones generales de uso.
 

Información básica sobre protección de datos
Responsable: COMUNICACIONES INTERLINK, S.L.
Datos de contacto DPO: info@internacionalweb.com
Finalidad: Realizar una correcta gestión del servicio solicitado, así como informarte de mejoras o novedades en nuestros productos y servicios.
Base jurídica en la que se basa el tratamiento: consentimiento del interesado al suscribirse..
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o salvo a empresas proveedoras nacionales y encargados de tratamiento.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
Información adicional: puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en: https://www.hosteleriasalamanca.es/adaptacion-rgpd.php.

 

Compártelo