El lenguaje de los cubiertos

Martes, 19 de Julio de 2016
Hosteleriasalamanca.es / Por Estela López

¿Sabíais que los cubiertos tienen un lenguaje comunicacional y hablan por sí mismos? Descubre cómo colocarlos en el plato y sus significados con seis claves que os presentamos a continuación. 

La posición de los cubiertos en el plato aporta mucha información, sobre todo para los restauradores, quienes tienen muy en cuenta este lenguaje para conocer, de primera mano, el grado de aceptación de sus clientes con los platos servidos. Es, sin duda, un importante elemento comunicacional que los comensales no deben pasar por alto. Del mismo modo que se presta atención a las prendas que llevar a un evento, a la imagen personal, a la interacción con los invitados… también se debe incidir en conocer el protocolo  a la hora de colocar a los cubiertos.

Por ello, os dejamos seis claves ilustrativas que son realmente importantes conocer y aplicar en cualquier evento.

1. Comienzo de la comida

Si somos los anfitriones podemos indicar que la comida puede dar comienzo colocando el tenedor boca abajo.

2. Pausa entre platos

Si queremos realizar una pausa y que el camarero no retire el plato, debemos situar los cubiertos encima del plato formando un ángulo de 90 grados (forma triangular).

3. Siguiente plato

Si ya hemos finalizado un plato o no nos apetece continuar con el que estamos degustando, lo ideal es colocar los cubiertos dentro del plato formando una cruz. El camarero entenderá que debe retirar el plato.

4. Platos correctos

 Si los platos tomados te han resultado correctos, ni muy suculentos ni muy deficientes, debes situar los cubiertos perpendiculares a tu posición en la mesa, con los mangos en la parte inferior y paralelos entre ellos.

5. Me ha parecido excelente

 Cuando una comida ha resultado excelente puedes mostrarlo colocando los cubiertos de forma paralela en el interior del plato dejando los mangos de los mismos hacia el lado izquierdo.

6. No me ha gustado

Finalmente, si una comida no ha sido de nuestro agrado, lo oportuno es situar los cubiertos en un ángulo de 90 grados (formando un triángulo) dejando la punta del cuchillo dentro de los dientes del tenedor.

* Aclaración: Se evitará, en la medida de lo posible, que los cubiertos tomen contacto directo con la comida. Es decir, se deben seguir las seis pautas que hemos explicado en la parte superior pero tratando de buscar los recovecos del plato que se encuentren más limpios. Las fotografías han sido tomadas sin comida para que las claves expuestas se muestren más claras.


Artículos relacionados

Comentarios

luis
Sábado, 7 de Enero de 2017
muy buen articulo
isabel
Martes, 19 de Julio de 2016
Muy buena información que hoy muchos comensales desconocen.

 


Nuevo comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a esta sencilla pregunta para comprobar que no eres un robot.

¿Qué resulta de sumar 9 y 4 ?
  Al hacer clic en el botón 'Enviar' que aparece a continuación, acepta tanto las normas de participación como la política de privacidad y las condiciones generales
 

 

Compártelo

10ª GALA DE LOS PREMIOS HS
Editorial Eva González
Conciliación
Escribo este artículo en pijama, sin haberme lavado aún la cara y con una criaturita de seis meses sobre mis rodillas...
La Barra del Mesón de Gonzalo, establecimiento de moda según Esquire
¡Un gran reconocimiento y honor para nosotros!
hosteleriasalamanca.es EN LOS MEDIOS
Videoteca Hosteleriasalamanca Canal8
Próximamente Playlist de Hosteleriasalamanca.es
  • Lo último
  • Lo más leido
  • Lo más comentado
Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con funcionalidades analíticas para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Uso de cookies