Usos y riesgos de los pasaportes de vacunación

Viernes, 11 de Junio de 2021
HosteleriaSalamanca.es

Con las vacaciones de verano a la vuelta de la esquina y la campaña de vacunación global contra la COVID-19 cada vez más avanzada, países, gobiernos a todos los niveles y empresas privadas se han puesto manos a la obra para ofrecer certificados digitales que hagan más fáciles los desplazamientos y el acceso al ocio o a la hostelería.

Los mal llamados "pasaportes COVID" -porque ninguno de ellos es un documento de viaje ni interfiere en el derecho a la libre circulación, sino que son una herramienta para almacenar los certificados que solicitan las autoridades sanitarias- son un desafío y una oportunidad al mismo tiempo.

De resultar exitoso, el tratamiento y el almacenamiento de unos datos calificados como sensibles y que requieren una alta protección abre la puerta a futuros desarrollos de documentos de identificación y certificados digitales. Pero los expertos consultados destacan que también entraña riesgos.

¿Dónde se están usando certificados de vacunación y quién los emite?

Aparte de China, el primero en contar con un documento de este tipo, al menos Israel, Dinamarca y ahora la Unión Europea -acaba de dar luz verde al documento que comenzará a utilizarse en los 27 el 1 de julio- han puesto en marcha aplicaciones capaces de almacenar certificados de vacunación y resultados de pruebas diagnósticas. En todos los casos, la finalidad es simplificar la movilidad y garantizar la fiabilidad de un amplio abanico de documentos.

Los certificados como el europeo, que ya está en marcha en España y en ocho países más, están emitidos por las autoridades sanitarias de cada país, son gratuitos -aunque en lugares como España hay que pagar por las PCR o los test si no son recetados por un especialista- y la descarga de la aplicación es pública. Además, el Reino Unido permite consultar el estado de la vacunación en la aplicación del NHS (Servicio Nacional de Salud).

Por su parte, empresas y organismos vinculados al transporte aéreo de pasajeros han desarrollado sus propias soluciones. La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) ha puesto en marcha Travel Pass: una aplicación que sirve para crear una versión digital del pasaporte y que utilizan más de una treintena de aerolíneas para verificar los certificados sanitarios que exigen las autoridades de cada país. Asimismo, el fondo público sin ánimo de lucro The Commons Project ha desarrollado un estándar similar bautizado como Common Pass.

Esta pluralidad de servicios ha llevado a que organismos y consorcios como el Grupo de Trabajo de Certificados de Vacunación Inteligentes de la OMS o la Iniciativa de Credenciales de Vacunación, que aglutina a entidades tecnológicas y sanitarias, aúnen esfuerzos para desarrollar un conjunto de normas abiertas y acordadas que garanticen la interoperabilidad internacional.

La Comisión Europea también ha planteado la posibilidad de admitir pasaportes desarrollados en terceros países. Para ello, ha puesto en marcha una propuesta de reglamento para la expedición, verificación y aceptación de certificados interoperables de vacunación, de test y de recuperación para terceros países.

¿Qué datos se recogen en cada pasaporte?

El nombre, la fecha de nacimiento y algún tipo de identificador como el número de pasaporte o el DNI son elementos compartidos de la mayoría de certificados analizados por DatosRTVE. En el caso danés, el identificador coincide con el NemID, el sistema de identificación digital que utiliza el país y con el que sus ciudadanos ya se relacionan con otros ámbitos de la Administración.

Entre los datos médicos que recogen, tanto las herramientas impulsadas por organismos públicos como las que surgen de la iniciativa privada están autorizadas para almacenar el estado de la pauta de vacunación. Sin embargo, la situación de las pruebas y test de diagnóstico o si el portador del documento ha pasado o no la enfermedad quedan más estandarizados en los certificados dependientes de la Administración.

Ahora bien, mientras los certificados de la Unión Europea y de Dinamarca otorgan validez a las pruebas de antígenos -durante 48 horas en el caso comunitario y hasta 72 en el pasaporte danés-, Israel no reconoce este tipo de test.

Fuente: RTVE


Comentarios

No hay comentarios


Nuevo comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a esta sencilla pregunta para comprobar que no eres un robot.

¿Qué resulta de sumar 1 y 0 ?
  Acepto las normas de participación.
  Acepto la política de privacidad.
  Acepto las condiciones generales de uso.
 

Información básica sobre protección de datos
Responsable: COMUNICACIONES INTERLINK, S.L.
Datos de contacto DPO: info@internacionalweb.com
Finalidad: Realizar una correcta gestión del servicio solicitado, así como informarte de mejoras o novedades en nuestros productos y servicios.
Base jurídica en la que se basa el tratamiento: consentimiento del interesado al suscribirse..
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o salvo a empresas proveedoras nacionales y encargados de tratamiento.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
Información adicional: puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en: https://www.hosteleriasalamanca.es/adaptacion-rgpd.php.

 

Compártelo

10ª GALA DE LOS PREMIOS HS

  • Lo último
  • Lo más leido
  • Lo más comentado
Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con diversas finalidades tales como: registrar su actividad en el sitio web y optimizar y mejorar nuestros servicios. Entendemos que acepta el uso de cookies si siguen navegando por la web. Podrás obtener más información sobre las cookies en política de cookies.

Uso de cookies