Jamón ibérico y Nutriscore: la polémica está servida

Lunes, 8 de Marzo de 2021
HosteleriaSalamanca.es

Tras el anuncio del ministro de Consumo sobre su intención de retirar el etiquetado nutricional Nutriscore al aceite de oliva, ahora es el jamón ibérico el nuevo objeto de controversia. ¿Se le va a aplicar Nutriscore? A pesar de sus supuestas bondades nutricionales, su valoración es negativa. El sector ha sacado toda su artillería para defender este producto con un claro sello nacional.

Antes de hablar del jamón ibérico y de la polémica que se ha planteado a cuenta del castigo que supone aplicar Nutriscore a este afamado producto de la gastronomía española, es preciso hacer unas consideraciones previas, según un articulo publicado por la Organización de Consumidores y Usuarios:

  • El objetivo del sistema Nutriscore es comparar la valoración nutricional global de alimentos que pertenezcan a una misma familia. No tiene sentido comparar cereales de desayuno con yogures. Ni el jamón con un refresco.
  • No se puede tampoco considerar que un producto por tener un Nutriscore A signifique que su consumo tenga que ser sin control. No hay que perder de vista que el Nutriscore se otorga a productos procesados. Por lo tanto, la primera consigna es pensar que la presencia de los productos procesados en nuestra dieta tiene que ser la menor posible.
  • Nuestra dieta se tiene que basar en productos frescos, de temporada y sobre todo vegetales. Por lo tanto, si decidimos optar por un producto procesado, lo adecuado es buscar uno que tenga la mejor valoración nutricional comparado con productos de su misma categoría.

El jamón es un embutido, por tanto, procesado

El consumo medio de carne roja y carne procesada en España es muy alto.

Las recomendaciones dietéticas para el consumo de carne establecen que sea no más de 4 veces en semana dando prioridad a la carne de pollo o conejo y que la carne roja no se consuma más de 2 veces en semana. En cuanto a la carne procesada, su consumo debe ser aún menor (en frecuencia y cantidad).

Cuando hablamos de carne procesada, nos referimos a la gran familia que conforman los embutidos: carne en lata, salchichas tipo frankfurt, curados, salazones, ahumados... y, cómo no, el jamón ibérico.

El jamón ibérico es un embutido y su presencia en la dieta tiene que seguir las mismas premisas que otro tipo de carne procesada: consumo moderado en frecuencia y cantidad.

¿Cuál es el embutido más saludable?

Si queremos comprar un embutido, ¿cuál sería el más saludable? ¿Cuál es el que tiene una mejor valoración Nutriscore?

Tienen mucha grasa y demasiada sal

Pues lamentablemente, no hay buenas valoraciones en Nutriscore para estos alimentos procesados. Hemos revisado a través de una plataforma de supermercado online el etiquetado nutricional de más de 200 embutidos y este es el resumen de lo que hemos encontrado.

En la escala de la A (más saludable) a la E (poco recomendable), observamos que no hay ni un solo embutido con una A y tan solo 2 productos reciben una B.

No obstante, es posible encontrar productos con un mejor o peor perfil nutricional; todo dependerá de su contenido en grasas saturadas y sal, los dos nutrientes más críticos en este tipo de productos.

Por su elevado contenido en grasas saturadas y sal, el jamón ibérico recibe una valoración entre D y E, por lo que se recomienda que su consumo sea poco frecuente y en poca cantidad.

No se trata de demonizar ningún alimento

Fuera de toda polémica de si el jamón ibérico es mejor que otra carne procesada, y sin ánimo de demonizar productos, el etiquetado Nutriscore nos ayuda y nos advierte de qué productos, dentro de una categoría, son mejor que otros. Hay categorías que no deben estar presentes en nuestra dieta a diario, sino de forma ocasional, y Nutriscore no hace sino evidenciar que sus características nutricionales hacen de ello productos de los que no conviene abusar, y que además están presentes en demasiada cantidad en la dieta media de los españoles. Todos los alimentos tienen cabida, pero en cantidades y frecuencias adecuadas.

El consumidor es quien tiene la última palabra y tomará su decisión de compra basándose en la información que le facilite el fabricante en su etiquetado. Cuanto más completa, sencilla y fuera de cualquier interés comercial sea esa información, más fácil le será decidir por la opción que mejor le venga: por precio, por salud (composición nutricional, aditivos), por sostenibilidad (nivel de procesamiento, origen, forma de producción del producto), etc.


Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios


Nuevo comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a esta sencilla pregunta para comprobar que no eres un robot.

¿Qué resulta de sumar 5 y 9 ?
  Acepto las normas de participación.
  Acepto la política de privacidad.
  Acepto las condiciones generales de uso.
 

Información básica sobre protección de datos
Responsable: COMUNICACIONES INTERLINK, S.L.
Datos de contacto DPO: info@internacionalweb.com
Finalidad: Realizar una correcta gestión del servicio solicitado, así como informarte de mejoras o novedades en nuestros productos y servicios.
Base jurídica en la que se basa el tratamiento: consentimiento del interesado al suscribirse..
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o salvo a empresas proveedoras nacionales y encargados de tratamiento.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
Información adicional: puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en: https://www.hosteleriasalamanca.es/adaptacion-rgpd.php.

 

Compártelo