¿Son saludables las cremas de verduras de bote?

Martes, 31 de Agosto de 2021
HosteleriaSalamanca.es

En los estantes de los mercados podemos encontrar diferentes opciones listas para consumir que nos permiten ahorrar tiempo y esfuerzo, como sopas, caldos, consomés o cremas. Ahora bien, ¿son saludables estos productos? ¿Cuáles tienen mejor perfil nutricional? En Consumer han analizado 29 cremas de verduras fabricadas por seis marcas líderes del mercado: Gallina Blanca, Anko, Knorr, Eroski, Pedro Luis y Gvtarra.

Las cremas analizadas en la Guía de Compra elaborada por Consumer están compuestas fundamentalmente por vegetales (verduras, hortalizas, tubérculos…), agua, sal y, en algunos casos, una materia grasa, como aceite de oliva o nata, a los que a veces se suman otros ingredientes (por ejemplo, almidón de maíz).

En qué debemos fijarnos al comprar una crema de verduras de bote

  1. Cantidad de vegetales que contiene: Para hacernos una idea, si observamos el etiquetado de los productos analizados, podemos encontrar desde la crema de setas Knorr, con un 9% de setas, o la crema de espárragos de la misma marca, con un 24% de vegetales, hasta la crema de verduras Gallina Blanca, con un 58% de vegetales.
  2. El ingrediente mayoritario:  muchos de estos productos (en 16 de los 29 analizados) el ingrediente mayoritario no son los vegetales, sino el agua. Sin embargo, en los 13 productos restantes, los vegetales sí son los ingredientes principales. Es el caso de las marcas Anko, Pedro Luis y Gvtarra, las cremas Knorr envasadas en vidrio (de calabaza y de ocho verduras), la crema de Alicia y la crema fina de calabaza de Knorr y las cremas de calabaza y de verdura de Gallina Blanca.
  3. Proporción de los ingredientes: debe especificarse la proporción en la que se encuentran aquellos que se destaquen de algún modo en el envase, ya sea en la denominación del alimento (por ejemplo, “crema de calabaza”) o en el etiquetado (con palabras o con imágenes).

¿Qué ingredientes no son recomendables?

  1. La sal: Según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), un alimento tiene mucha sal cuando supera 1,25 g de esta sustancia por cada 100 g de producto. En las cremas analizadas, el promedio de sal fue de 0,71 g/100 g, así que se podría decir que la cantidad no es excesiva.
  2. El azúcar, con precaución: hay ocasiones en las que este ingrediente se utiliza en bajas cantidades que no suponen una preocupación para la salud. Es el caso de algunas de las cremas analizadas en esta guía, en concreto las de Knorr (salvo en la de verduras campesinas) y las de Eroski, donde el azúcar se emplea para mejorar ligeramente el sabor, suavizando la acidez, igual que cuando elaboramos salsa de tomate en casa.

Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios


Nuevo comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a esta sencilla pregunta para comprobar que no eres un robot.

¿Qué resulta de sumar 2 y 8 ?
  Acepto las normas de participación.
  Acepto la política de privacidad.
  Acepto las condiciones generales de uso.
 

Información básica sobre protección de datos
Responsable: COMUNICACIONES INTERLINK, S.L.
Datos de contacto DPO: info@internacionalweb.com
Finalidad: Realizar una correcta gestión del servicio solicitado, así como informarte de mejoras o novedades en nuestros productos y servicios.
Base jurídica en la que se basa el tratamiento: consentimiento del interesado al suscribirse..
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o salvo a empresas proveedoras nacionales y encargados de tratamiento.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
Información adicional: puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en: https://www.hosteleriasalamanca.es/adaptacion-rgpd.php.

 

Compártelo