S.O.S. Navidad: Tips para comportarse civilizadamente en un restaurante

Lunes, 28 de Diciembre de 2009
Resulta curioso, pero es en estas fechas cuando verdaderamente caemos en la cuenta de que tenemos graves dudas acerca del protocolo a seguir en la mesa. Ante nuestros exigentes suegros nos limpiamos sonoramente la nariz con la servilleta, que después depositamos a escasos milímetros de sus cubiertos, secuestramos sin miramientos el pan del compañero de mantel y utilizamos el platillo para amontonar los deshechos del marisco, y para colmo en mitad de la comida de Año Nuevo nuestro móvil sobresalta a los invitados al irrumpir con la melodía de "la cucaracha" a volumen máximo. Esos pequeños percances nos hacen pasar un mal rato y crean ante los demás una imagen despreocupada e irrespetuosa de nosotros. Para evitar estas incómodas situaciones os recordamos algunas normas básicas que os ayudarán a comportaros civilizadamente en cada encuentro navideño. Eva González Hernández, directora de www.hosteleriasalamanca.es

¿Por qué cubierto empiezo? La regla más sensilla respecto a ello es "de fuera a dentro": los primeros que se utilizan son los más alejados del plato, y los que se utilizan en último lugar los más próximos al mismo. Entre bocado y bocado los cubiertos se disponen a ambos lados del plato (uno en la posición de las 8 del reloj y el otro en disposición de las 4). Cuando se ha finalizado, aunque quede comida, se dispondrán juntos en paralelo, en la parte derecha central del plato. Procuraremos no "pringar" el mantel con cubiertos ya usados.

¿Cuál es mi pan? El plato del pan se encuentra ubicado en la izquierda superior, próximo al plato. Debe trocearse siempre con la mano (nunca con el cuchillo) y hacerlo encima de su platillo para que las correspondientes migas no asedien nuestro espacio.

Copa de vino De izquierda a derecha se encuentran primero la copa de agua, luego la de vino tinto y finalmente la de vino blanco. Las copas deben ser cogidas cuidadosamente por su pie y no por la copa, ya que así estaríamos calentando la bebida. Los tragos deben ser discretos y debemos limpiarnos los labios con la servilleta antes y después de cada sorbo.

Usos y desusos de la servilleta La colocamos sobre nuestro regazo, si es muy grande podemos doblarla por la mitad. Debe permanecer en esta posición durante toda la comida, y solo se retira para limpiarnos los labios cuando sea necesario o en el caso de que nos ausentáramos de la mesa, para por ejemplo acudir al baño. Al terminar se deja la servilleta ligeramente arrugada sobre el mantel, nunca sobre el plato, ni tampoco se dobla de nuevo como si nunca se hubiera utilizado.

Objetos sobre la mesa: Los abrigos es preferible dejarlos en el ropero, el bolso deberá colgarse de la silla procurando no moleste demasiado a los camareros, nunca deberá depositarse en la mesa, como tampoco ocurrirá con el móvil, aunque tengamos el último y más completo modelo no es momento ni lugar para alardear de ello.

Bocado a bocado: debemos partir el alimento según vaya comiéndose (no vale seccionar todo el chuletón en decenas de pedacitos) y llevarnos bocados pequeños a la boca, recordemos masticar siempre con la boca cerrada y no hablar con la boca llena.

Tabaco: lo correcto es evitar fumar durante la comida, fundamentalmente por respeto hacia los no fumadores y niños, y mucho menos levantarse entre plato y plato para ir a "echar un cigarrito". Lo más adecuado es esperar al momento del café (aunque esta cláusula con la entrada en vigor en 2010 de la nueva ley antitabaco no será necesario aclararla: estará totalmente prohibido fumar en recintos públicos cerrados, otra cosa es lo que cada uno decida hacer en la intimidad de su casa).

Temas de conversación: debemos acomodar la conversación al ritmo de la comida, sin soltar grandes discursos que monopolicen el encuentro. Normalmente se aconseja evitar ciertos temas de conversación, como la religión, la política o el dinero, pues con facilidad desembocan en disputas.

Contratiempos:
Tos y estornudo: Se debe utilizar siempre el pañuelo para amortiguar el sonido, nunca la servilleta y debemos girar la cabeza hacia el exterior de la mesa. Lo correcto es pedir disculpas discretamente (tampoco hay que interrumpir la conversación para anunciar a bombo y platillo nuestra exculpación). Y por favor no analicéis la marca dejada en el pañuelo y menos aún mostrarla a otros comensales como si estuviéramos orgullosos de ello (parece muy evidente pero yo he tenido la desdicha de presenciar este acto en varias ocasiones).
Palillos: La tendencia es a eliminarlos de la mesa, pues no resulta agradable ver como tus compañeros de mantel hurgan entre los resquicios de su dentadura para extraer restos de comida. Lo idóneo es acudir al baño, allí en la más absoluta intimidad podremos deshacernos de esa incómoda molestia bucal.
Bocado desagradable: En una ocasión, invitada como prensa a unas jornadas gastronómicas, me sirvieron un suculento plato que parecía tener unos gigantescos boletus salteados, servidora que adora todo tipo de hongos, pinchó uno con el tenedor y se lo llevó directamente a la boca. Cual fue mi sorpresa al descubrir que lo que descansaba inerte en mi boca no era un boletus sino un riñón de cordero, algo que detesto. Las arcadas hicieron acto de presencia y los sudores fríos comenzaron a brotar en mi frente, intentando mantener la calma, sonreí, me levanté sin llamar demasiado la atención y me dirigí al baño donde solucioné el problema. Otra opción es utilizar la servilleta sutilmente, en ese caso quedaría inservible y deberíamos solicitar al camarero otra para continuar la comida.
Cubiertos que se caen: Puede pasarle a cualquiera, pero antes de agacharnos aparatosamente a tratar de recogerlo para después plantarlo sucio sobre el mantel, es mejor que avisemos al camarero para que lo retire y traiga uno nuevo.

Tomar el café: hay que evitar gestos como levantar el dedo meñique al sujetar la taza, dejar la cucharilla dentro del café mientras bebemos o hacer mucho ruido al sorber o disolver el azúcar.

Propinas: Aunque no son obligatorias en nuestro país, dar propinas es un acto de cortesía, que premia o agradece la atención recibida por nuestro camarero. Normalmente se estipula que hay que dar un 10% del coste total del banquete, en cualquier caso es preferible pasarse de esa cantidad que quedarse corto. Aunque por supuesto si la atención ha sido ineficiente estamos en todo nuestro derecho de no dejar nada.

Eva González Hernández
Directora General de
Hosteleriasalamanca.es

 

¡Déjanos tu opinión acerca de este reportaje en el espacio para comentarios!


Comentarios

lorena partida
Lunes, 17 de Octubre de 2011
que comidas pedir cuando no has ido a un restaurant de prestigio?.
Ana
Lunes, 27 de Diciembre de 2010
OS agradezco esta serie de pautas de comportamiento para la mesa,pero no estoy de acuerdo en el tema de las propinas.Me considero anti-propinas por una sencilla razón:a mí nadie me da propinas por hacer mi trabajo-que no es en hostelería-.Por ello ya recibo una nómina todos los meses.Se supone que todos debemos realizar bien nuestro trabajo,y no por ello recibir un extra.
Daniel
Martes, 5 de Enero de 2010
Estas dicas estan muy bien - hay que comportarse bien en los restaurantes y en casa tambien.
Lo del tabaco es lo peor...

 


Nuevo comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a esta sencilla pregunta para comprobar que no eres un robot.

¿Qué resulta de sumar 2 y 9 ?
  Acepto las normas de participación.
  Acepto la política de privacidad.
  Acepto las condiciones generales de uso.
 

Información básica sobre protección de datos
Responsable: COMUNICACIONES INTERLINK, S.L.
Datos de contacto DPO: info@internacionalweb.com
Finalidad: Realizar una correcta gestión del servicio solicitado, así como informarte de mejoras o novedades en nuestros productos y servicios.
Base jurídica en la que se basa el tratamiento: consentimiento del interesado al suscribirse..
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o salvo a empresas proveedoras nacionales y encargados de tratamiento.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
Información adicional: puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en: https://www.hosteleriasalamanca.es/adaptacion-rgpd.php.

 

Compártelo

10ª GALA DE LOS PREMIOS HS

  • Lo último
  • Lo más leido
  • Lo más comentado
Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con diversas finalidades tales como: registrar su actividad en el sitio web y optimizar y mejorar nuestros servicios. Entendemos que acepta el uso de cookies si siguen navegando por la web. Podrás obtener más información sobre las cookies en política de cookies.

Uso de cookies