Freidoras de aceite: consejos prácticos de uso y mantenimiento

Lunes, 20 de Junio de 2022
HosteleriaSalamanca.es

Si has ido aparcando tu freidora porque te da pereza limpiarla o porque no tienes claro qué aceite usar o a qué temperatura freír, aquí tienes unos prácticos consejos de uso y mantenimiento para freidoras de aceite, que te ayudarán a mantenerla en buen estado, conseguir unas frituras saludables y sacarle el máximo partido.

Las freidoras de aceite van cayendo en desuso, desbancadas poco a poco por las freidoras de aire, según publica OCU. Entre los "peros" que alegan sus detractores están el consumo de aceite y los problemas que puede entrañar el mantenimiento y limpieza tanto del aceite como del propio aparato. Sin embargo, hay quien prefiere las freidoras de toda la vida, que pueden ofrecer mejores resultados en muchas frituras. Sigue habiendo razones para utilizar una freidora de aceite y no son tan difíciles de limpiar ni de mantener si sigues los consejos de la Organización de Consumidores y Usuarios.

Cómo usar bien la freidora de aceite

¿Es mejor una freidora o una sartén?

La freidora de aceite sigue ofreciendo ventajas a los usuarios. De entrada, freír los alimentos en la freidora es mucho más seguro que hacerlo en la sartén. Al tratarse de un recipiente cerrado, evitas el riesgo de quemaduras por salpicaduras de aceite caliente y, por otro lado, se controla mejor la temperatura. Además, todos los fabricantes consiguen que las piezas de la carcasa y las partes accesibles no se calienten tanto como para suponer un riesgo de quemadura si se rozan.

Muchas de ellas han incorporado además elementos muy prácticos, como el temporizador y el interruptor de puesta en marcha independiente del termostato.

Las freidoras también provocan menos olores que freír en una sartén. Aun así, aunque algunas incluyen un filtro anti-olor, su eficacia no es perfecta.

¿Cuál es la temperatura perfecta para freír con la freidora?

Lo recomendable es mantener el aceite entre 160 y 175 °C. Al freir a más de 175 ºC alimentos ricos en azúcares y en un aminoácido, asparagina, se puede formar un compuesto llamado acrilamida, clasificada como potencialmente cancerígena por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer. Por el contrario, una temperatura inferior a 160 ºC aumenta la absorción de grasas, como cuando fríes demasiados alimentos de una sola vez. El tono del alimento también te da una pista: los fritos deben adquirir un tono amarillo dorado, pero sin dejar que se tuesten y empiecen a estar marrones. 

  • Concluida la fritura, saca el cestillo y pon la cesta sobre papel absorbente para disminuir el contenido de grasa. No dejes la canasta con comida recién frita sobre el aceite caliente. 
  • Cambia el aceite cada 12 usos o después de tres meses y siempre que lo veas rojizo, si hace espuma, tiene un olor extraño, o genera demasiado humo. El aceite de girasol y el de oliva son los más resistentes a las altas temperaturas.
  • Es recomendable freír con la tapa siempre cerrada para mantener la temperatura y evitar que el aceite caliente salpique. Muchos modelos cuentan con ventana de cristal la tapa para que puedas controlar el estado de la fritura sin abrirla. Procura mantenerla limpia para ver mejor.

Freidoras de aceite: consejos de seguridad

Eso sí, es importante que sigas estos consejos para evitar cualquier riesgo:

  • Coloca la freidora en una superficie plana y estable.
  • No muevas tu freidora cuando está encendida.
  • Mantén la freidora fuera del alcance de los niños y las mascotas.
  • No rebases la capacidad de carga: si pones muchos alimentos, al introducirlos, el aceite caliente podría rebosar y salirse causando quemaduras.

Limpiar la freidora de aceite

Los fabricantes, en su empeño por facilitar el uso de la freidora, incorporan nuevas funciones y accesorios que ayudan a su mantenimiento. Si tienes una freidora de aceite y quieres mantenerla siempre en buenas condiciones, procede así:

  1. Vacía el aceite usado en un recipiente con tapa para llevarlo hasta un contenedor de recogida de aceite. Suelen situarse en los Puntos Limpios (accede al buscador de puntos limpios).
  2. Saca el cestillo y retira los restos si tiene alguno pegado.
  3. Retira la resistencia: puede estar unida a la pieza en la que se encuentran los mandos. 
  4. Debajo de la resistencia, podrás encontrar la zona fría, donde se depositan los restos de alimentos ya fritos. En algunas freidoras, hay una bandeja de rejilla que recoge esos restos, debes retirarla también
  5. Tras quitar la resistencia, podrás acceder a la cubeta. En la mayoría de los modelos actuales, la cubeta es extraíble y se saca tirando de ella hacia arriba.
  6. Salvo que el fabricante diga lo contrario, ya puedes meter la cubeta, la cesta y la bandeja de la zona fría en el lavavajillas y lavarlos en programa caliente.
  7. En cuanto a la parte exterior, pasa una esponja humedecida con agua y un poco de jabón lavavajillas.
  8. Deja secar bien todos los elementos y vuelva a montar la freidora en el orden inverso: cubeta, bandeja de la zona fría, resistencia y cestillo.

Guía de compra: ¿qué tener en cuenta en una freidora de aceite?

  • Capacidad. No se trata de que la freidora sea voluminosa por fuera, sino de la cantidad de litros de aceite que caben en la cubeta.
  • Temporizador. Generalmente emite un pitido cuando finaliza el tiempo programado de fritura, aunque no está de más comprobarlo visualmente.
  • Termostato. Mide la temperatura del aceite dentro de la cubeta para evitar que sobrepase el nivel fijado.  El termostato “regulable” permite ajustar la temperatura para freír diferentes tipos de alimentos.
  • Interruptor. Muchas freidoras, ya sean de aceite o aire caliente, tienen un interruptor de encendido y apagado independiente. Es preferible a tenerlo integrado en el termostato. En algunos aparatos, cuando el aceite alcanza la temperatura programada, la luz se apaga y puede parecer que no están funcionando. Consulte el manual para evitar posibles confusiones.
  • Filtro anti-olor. Reduce el desagradable olor a frito. 
  • Recoge-cables. Facilita su almacenamiento y la vida útil del cable, ya que evita que se pueda enganchar o deteriorar en su transporte.
  • Estética. La mayoría de las freidoras de aceite, las hay con la cubierta de metal, de plástico, con forma cuadrada, rectangular, ovalada y distintos tamaños en función de las necesidades del usuario. Algunos modelos cuentan con revestimiento antiadherente, que reduce las manchas de aceite y la huella de las manos. Tenga cuidado de no dañar esta película al limpiar, ya que podría perder esta propiedad.

Las freidoras de aceite no son caras: por unos 40 euros puedes encontrar un modelo aceptable, aunque el precio puede llegar a los 100 euros en las más sofisticadas. Cuantos más accesorios y funciones tenga, más caro será el aparato. Compara entre establecimientos y páginas web antes de decidirte, ya que puedes ahorrar hasta un 30% en un mismo modelo.

¿Prefieres una freidora de aire?

Si prefieres pasarte a las freidoras de aire, que presentan ciertas ventajas, sobre todo, por añadir menos grasa a los alimentos.


Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios


Nuevo comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a esta sencilla pregunta para comprobar que no eres un robot.

¿Qué resulta de sumar 7 y 4 ?
  Acepto las normas de participación.
  Acepto la política de privacidad.
  Acepto las condiciones generales de uso.
 

Información básica sobre protección de datos
Responsable: COMUNICACIONES INTERLINK, S.L.
Datos de contacto DPO: info@internacionalweb.com
Finalidad: Realizar una correcta gestión del servicio solicitado, así como informarte de mejoras o novedades en nuestros productos y servicios.
Base jurídica en la que se basa el tratamiento: consentimiento del interesado al suscribirse..
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o salvo a empresas proveedoras nacionales y encargados de tratamiento.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
Información adicional: puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en: https://www.hosteleriasalamanca.es/adaptacion-rgpd.php.

 

Compártelo