Por San Blas ¡gargantillas verás!

Miércoles, 26 de Enero de 2022
HosteleriaSalamanca.es

Son las nueve y algo de una mañana gélida de enero en Salamanca, el termómetro no supera los 0 grados, todos andamos apresurados de un lado a otro de la calle con la mirada clavada en el suelo mientras nos aferramos a nuestra bufanda, o al infinito, convenciéndonos de que ya queda menos para llegar a nuestro destino. En esas está servidora, desmotivada por una mañana que además de fría se ha teñido de un triste tono gris. De repente a lo lejos creo vislumbrar un colorido oasis: cientos de cintas de colores que se mueven al suave ritmo de la brisa mañanera.

En ese instante recobro un hálito de entusiasmo y recuerdo cómo mi abuelo materno me regalaba cada año por estas fechas una gargantilla de San Blas, que me anudaba con orgullo en el cuello para “protegerme de los catarros del invierno”. Tras el ritual, siempre me recordaba el refrán: “por San Blas la cigüeña verás, y si no la vieres año de nieves” yo no entendía muy bien toda esa palabrería pero me alegraba verle tan emocionado.

Vicente (izda) y su compañero delante de la iglesia de San Juan de Sahagún con las perchas repletas de coloridas gargantillas de San Blas

Años más tarde, ya con mi abuelo ausente, fue mi madre la que quiso continuar la tradición comprando la gargantilla para mi hija, que de bebé fue muy propensa a padecer faringitis. Aún tengo dos de ellas anudadas en los barrotes de su cuna, todavía presente en mi habitación para las noches de “zafarrancho”. 

¡Este año me voy a adelantar!, pienso con emoción, voy a ser yo la que compre las gargantillas, en homenaje a mi abuelo, pero también con la intención de contribuir a preservar una tradición local, que según averiguaré tras unos minutos de conversación, está a punto de desaparecer.

Vicente Gómez es el encargado de venderme las cintas, bendecidas en San Juan de Sahagún por el párroco. Él, su mujer y otro hombre del que desconozco su filiación -y no me atrevo a preguntar por pecar de indiscreta- son los únicos vendedores ambulantes de gargantillas que quedan en la ciudad. Ellos son “Los Gómez” pero antes había otras familias que también se dedicaban a este negocio: “los Orejas”, “Los Rojos”…  Todos han abandonado, pues no han encontrado relevo en las generaciones jóvenes. Lo mismo le sucede a los Gómez, ya metidos en la década de los sesenta y dudosos de aguantar muchos años más.

Según me relata Vicente, la “culpable” de todo es su mujer Mercedes, que se inició en el oficio con tan solo 10 años. Desde entonces, ha pasado más de medio siglo y aún recorre con plumas, bufanda y gorro de lana las zonas aledañas a la Plaza Mayor. La calle Toro, a la altura de la Iglesia y en las entradas del “antiguo Simago”,  es coto de su marido y del compañero que le acompaña, que según me cuenta ya está en edad de jubilarse. 

Reconocen que el negocio aún es rentable pero venden mucho menos que antaño “porque la gente es menos creyente”. Al parecer casi todo el mundo compra movido por la añoranza y el recuerdo de padres y abuelos que se las regalaban cuando eran pequeños. Pues aunque solo sea por eso este año ¡compremos gargantillas de San Blas!.

Eva González Hernández
Directora de Hosteleriasalamanca.es
IG: 
@evagonzalezperiodistagastro
eva@hosteleriasalamanca.es

 


Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios


Nuevo comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a esta sencilla pregunta para comprobar que no eres un robot.

¿Qué resulta de sumar 7 y 2 ?
  Acepto las normas de participación.
  Acepto la política de privacidad.
  Acepto las condiciones generales de uso.
 

Información básica sobre protección de datos
Responsable: COMUNICACIONES INTERLINK, S.L.
Datos de contacto DPO: info@internacionalweb.com
Finalidad: Realizar una correcta gestión del servicio solicitado, así como informarte de mejoras o novedades en nuestros productos y servicios.
Base jurídica en la que se basa el tratamiento: consentimiento del interesado al suscribirse..
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o salvo a empresas proveedoras nacionales y encargados de tratamiento.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
Información adicional: puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en: https://www.hosteleriasalamanca.es/adaptacion-rgpd.php.

 

Compártelo