Hoja a hoja... se come la alcachofa

Martes, 17 de Mayo de 2016
Hosteleriasalamanca.es / Por Cristina Fuentes

Algunos se preguntarán qué hacemos hablando de la alcachofa en pleno mayo, siendo su temporada en invierno, pero es que… ¡nos encontramos ante una verdura con dos temporadas! Lee lee…

Para ser más exactos, la alcachofa se trata de la flor todavía no madura de la alcachofera, cuya temporada se divide en dos estaciones, dependiendo del territorio en que se cultive: desde octubre y hasta las primeras heladas, y en primavera, cuando se cosecha en la zona del Mediterráneo. Con hojas verde claro brillantes, similares a escamas superpuestas, forma redondeada e interior blando, la alcachofa tiene un sabor ligeramente amargo con un toque final dulce que le da un sabor muy peculiar.

Pertenece a la familia de las Asteráceas, la misma del girasol, la lechuga o el cardo. Su origen se sitúa en el suroeste asiático, aunque también se habla del norte de África, lo que explicaría que en la actualidad más del 80 % de la producción mundial se dé entre España, Francia e Italia. España es el segundo productor mundial de alcachofa por detrás de Italia. Aquí, la variedad más cultivada es la alcachofa Blanca de Tudela, de forma más redondeada y con un orificio circular en la parte superior.

A la hora de escoger las alcachofas debemos fijarnos en su proporción entre tamaño y peso, ya que cuanto más pesen, más grande será la parte central, que es la que se come. También debemos comprobar que tenga las yemas gruesas, compactas y de ese color verde claro que las caracteriza. Para conservarlas lo mejor es hacerlo en un lugar fresco y, para que no se seque, lo mejor es no cortar el tallo hasta su consumo.

Beneficios de las alcachofas

Tiene propiedades digestivas muy interesantes que, entre otras cosas, nos ayudan a regular el estreñimiento y las diarreas gracias a su alto contenido en fibra. Además, ayuda a aliviar la acidez de estómago, las molestias flatulencias, así como los problemas de cálculos en la vesícula biliar. También ayuda a reducir el colesterol y la tensión alta.

¡Y buenas noticias para los que estén de dieta! Las alcachofas tienen muy pocas calorías -47 kcal por cada 100 gramos- y las fibras vegetales de la alcachofa ayudan a controlar el apetito dando sensación de saciedad, y tiene propiedades diuréticas para eliminar las toxinas y la retención de líquidos.

Cómo hacer la alcachofa

Esta planta tiene un preparado un tanto particular. Para hacerlas tenemos que llenar hasta la mitad un cuenco grande con agua y añadir el zumo de medio limón para evitar que las alcachofas se oxiden y se ennegrezcan. Una vez lo tengamos, arrancamos con las manos las hojas exteriores hasta llegar a las más tiernas, que serán de un color más amarillento. Después, con un cuchillo pelamos –no cortamos, solo pelamos- el rabito y quitamos las zonas duras entre el rabito y las hojas. Por último, cortamos la parte seca del rabito y metemos la alcachofa en el cuenco que habíamos preparado. No nos preocupemos si vemos que ha mermado demasiado, de hecho, las alcachofas suelen perder el cincuenta por ciento de su peso al comerse.

Receta de tortilla de patatas con alcachofas

La manera más habitual de preparar las alcachofas son rellenas, salteadas, hervidas, al vapor, en menestra… Pero esta vez proponemos comerlas en tortilla de patatas. Para hacerla preparamos tres alcachofas como hemos explicado, y pelamos y cortamos en rodajas tres patatas. Tras meter en el agua con limón las alcachofas, las laminamos. Mientras, ponemos a calentar un chorro de aceite en una sartén grande. Una vez esté todo laminado, lo echamos a la sartén y lo cocinamos a fuego medio durante 15-20 minutos mientras removemos. De manera opcional, podemos añadir cebolla picada a la mezcla para que le dé más sabor.

Mientras se va cocinando todo, batimos cuatro huevos y los sazonamos. Una vez la patata y la alcachofa estén hechas, las retiramos del fuego y escurrimos el aceite. Después, en un plato grande lo mezclamos bien con los huevos batidos y lo volvemos a incorporar a la sartén. Dejamos que se haga a fuego bajo-medio y cuando veamos que está suficientemente cuajada la tortilla, le damos la vuelta para que se haga por el otro lado, ¡y ya está!


Artículos relacionados

Comentarios

wilson
Lunes, 18 de Septiembre de 2017
delicioso, extraordinario. me encantan las alcachofas.
rosa belen
Martes, 17 de Mayo de 2016
Excelente

 


Nuevo comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a esta sencilla pregunta para comprobar que no eres un robot.

¿Qué resulta de sumar 4 y 3 ?
  Acepto las normas de participación.
  Acepto la política de privacidad.
  Acepto las condiciones generales de uso.
 

Información básica sobre protección de datos
Responsable: COMUNICACIONES INTERLINK, S.L.
Datos de contacto DPO: info@internacionalweb.com
Finalidad: Realizar una correcta gestión del servicio solicitado, así como informarte de mejoras o novedades en nuestros productos y servicios.
Base jurídica en la que se basa el tratamiento: consentimiento del interesado al suscribirse..
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o salvo a empresas proveedoras nacionales y encargados de tratamiento.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
Información adicional: puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en: https://www.hosteleriasalamanca.es/adaptacion-rgpd.php.

 

Compártelo

  • Lo último
  • Lo más leido
  • Lo más comentado
Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con diversas finalidades tales como: registrar su actividad en el sitio web y optimizar y mejorar nuestros servicios. Entendemos que acepta el uso de cookies si siguen navegando por la web. Podrás obtener más información sobre las cookies en política de cookies.

Uso de cookies