Los frutos secos, beneficiosos para el cerebro

Martes, 28 de Noviembre de 2017
Hosteleriasalamanca.es / Estela López

"Comer frutos secos de manera habitual beneficia al cerebro" ha dictaminado un estudio llevado a cabo recientemente. Además, os hablamos sobre dos frutos protagonistas de esta época: las nueces y las almendras. 


Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Estadounidense de Loma Linda ha revelado que comer frutos secos, de forma habitual, fortalece las frecuencias de ondas cerebrales asociadas con la cognición, el aprendizaje, la memoria y otras funciones del cerebro.

Para lograr esta conclusión, los investigadores tomaron electroencefalogramas de los participantes para medir la fuerza de las señales de las ondas cerebrales. La actividad de la banda de ondas EEG se registró posteriormente en nueve regiones del cuero cabelludo asociadas con la función cortical cerebral. De este modo, los científicos comprobaron que algunos frutos secos como las almendras, los anacardos, los cacahuetes, los pistachos y las nueces estimulan algunas frecuencias cerebrales más que otros.

Frutos secos otoñales

Las nueces y las almendras son dos frutos secos otoñales que se convertirán, próximamente, en protagonistas de nuestras mesas. En Salamanca, tenemos la suerte de disponer de ambos productos. Os contamos las propiedades de estos productos y sus diferentes usos culinarios. 

- Las nueces

 Las nueces son un clásico de la mesa de postres navideños, y su consumo tiene grandes virtudes para la salud. Comenzando por que contienen ácidos omega 3 y 9, lo cual ayuda a reducir el colesterol malo y mejorar la circulación.

Nutricionalmente, las nueces contienen también muchos minerales y vitaminas esenciales contra el envejecimiento de la memoria. La recomendación de los expertos es de consumir un máximo de 5 nueces al día, a ser posible recién abiertas puesto que muchas de sus propiedades se deterioran rápidamente. 

En la mesa, la nuez es un ingrediente que puede acoplarse a multitud de platos, aunque no soporta la cocción. Desde el pan, a una ensalada, como postre e incluso como aperitivo. Combina con el queso, el yogurt, los helados, con la cebolla caramelizada, con carnes como el solomillo, cordero lechal, pato; con frutas como el plátano, el pastel de manzana, con la miel, las pasas… También hay turrón de nueces y en Navidad es habitual degustarla junto a los higos dulces, en lo que se conoce popularmente como “capón”. Existen multitud de recetas donde las nueces aportan un sabor distinto.

En Salamanca tenemos la fortuna de disponer de nueces en casi toda la provincia, pero especialmente en la Sierra de Francia. La nuez de Salamanca, es más pequeña que la importada, con un tono más oscuro y con una cáscara más rugosa. También, es más sabrosa.

- Las almendras

Desde el punto de vista nutricional, las almendras destacan por ser ricas en calcio, proteínas, vitamina E, hierro y fibra. Además, el 52% de una almendra es grasa y dos terceras partes de ellas corresponden a ácido oleico, por lo que su ingesta es recomendable para mejorar la salud cardiovascular y eliminar colesterol. Eso sí, siempre que se consuman al natural pues al tostarla pierden muchas de sus virtudes.

En la mesa destacan por su versatilidad. No en vano son uno de los frutos secos más utilizados en la cocina. Las podemos encontrar tanto en platos dulces como salados, incluso ella sola, tostada y con un poco de sal, es de por sí un magnífico complemento para el aperitivo o como recurso entre comidas. Podemos encontrárnoslas en una crema con calabaza, de acompañamiento de panecillos, en yogurt e incluso hay leche de almendra, recomendada entre otras personas para los celiacos. Son un complemento ideal para los cardos, el ajoblanco o como ingrediente del pato a la naranja, por citar sólo tres ejemplos de su presencia en la cocina.

Pero su especialidad es su presencia en las mesas navideñas de postres. Es ingrediente fundamental para el turrón, como se puede comprobar estos días en bajo los soportales de la Plaza Mayor con la presencia de las turroneras de La Alberca. También es un componente clásico de los polvorones, el mazapán o los mantecados. Eso sin olvidarnos de la tarta de almendra en sus mil y una variedades.


Artículos relacionados

Comentarios

No hay comentarios


Nuevo comentario

Nombre
Comentario
Verificación Responde a esta sencilla pregunta para comprobar que no eres un robot.

¿Qué resulta de sumar 9 y 1 ?
  Acepto tanto las normas de participación como la política de privacidad y las condiciones generales
 

Información básica sobre protección de datos
Responsable: COMUNICACIONES INTERLINK, S.L.
Datos de contacto DPO: info@internacionalweb.com
Finalidad: Realizar una correcta gestión del servicio solicitado, así como informarte de mejoras o novedades en nuestros productos y servicios.
Base jurídica en la que se basa el tratamiento: consentimiento del interesado al suscribirse..
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o salvo a empresas proveedoras nacionales y encargados de tratamiento.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
Información adicional: puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en: https://www.hosteleriasalamanca.es/adaptacion-rgpd.php.

 

Compártelo

10ª GALA DE LOS PREMIOS HS

  • Lo último
  • Lo más leido
  • Lo más comentado
Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con diversas finalidades tales como: registrar su actividad en el sitio web y optimizar y mejorar nuestros servicios. Entendemos que acepta el uso de cookies si siguen navegando por la web. Podrás obtener más información sobre las cookies en política de cookies.

Uso de cookies